BIENVENIDAS A LA INDIA MÁS SURREALISTA

14 Sep

Por fin llegó la esperada visita con miles de aventuras a las espaldas y algún que otro virus. Y así empezó el círculo propagación de enfermedad en casa. Primero Ana y Víctor, luego sólo Víctor, después él y yo, luego sola yo y finalmente la extinción del susodicho portador de angustias, vómitos, dolores de cabeza, fiebre y demás síntomas de enfermedades maliciosas.

Pero la visita también trajo cosas buenas. El viernes, por ejemplo, fuimos de viaje a Pondicherry. Una ciudad costera del siglo XVIII, capital de la colonia francesa de la India, compuesta de hermosos bulevares y edificios de nombres franceses. Además, sirvió de localización para alguna escena de la película de la vida de pi (no la mía, la otra).

Hablaré del viaje hasta allí. Salimos temprano el mismo día de mi cumpleaños y alrededor de las 11 y media paramos en Auroville, un pueblo sostenible situado a apenas 10 kilómetros de Pondi , donde una comunidad internacional de más de 2 mil personas, regida por valores como el respecto humano, trata de convivir en armonía aportando su servicio a la comunidad.

Esta comunidad o secta (según los ojos que la miren) está ubicada en un paraje precioso, en el centro del cual hay una cúpula dorado enorme, que sirve de lugar de meditación para los auro-villanos jajaja. Yo no sé si serán villanos o superhéroes, pero aquel lugar parecía de ciencia-ficción, y cualquiera que como yo haya visto la serie de Lost se habría trasladado rápidamente a la estación Dharma. ¡Increíble!

Pondi

IMG-20130908-WA0004

Quien me conozca puede imaginarse cuánto disfruté en este lugar dejando volar mi imaginación. Y es que os juro que estando allí, me desbordaban las ideas, así que sería engañaros deciros que no he pensado en escribir un guión para una película de miedo.

Y después de este “pensamiento en voz alta” decir que la visita continuó en Pondicherry, puesto que era este el objetivo final. Así que fuimos a comer, andamos por el paseo de la playa, visitamos unos famosos jardines de meditación y compramos alcohol. Resulta que Pondicherry es una ciudad sin impuestos. ¡Qué pena que la policía haga controles!, porque la diferencia de precio es de más del doble en comparación con Chennai.

Tengo que confesar que habiendo oído hablar maravillas de esta ciudad, no me pareció que fuese para tanto. Lo mejor sin duda fue el viaje hasta allí  ¡Es todo tan verde! Tanto que quien sólo haya visitado el norte de la India, pensará que está de pronto en otro lugar totalmente diferente. Y aunque no llega a ser tan increíble como Kerala, el paisaje se asemeja un poco más que al de “Gennai”. Es una pena que me llevase la cámara sin tarjeta de memoria, ya que solo tengo un par de fotos que hicimos con el móvil.

IMG-20130908-WA0005

 

Ese día, regresamos ya cansadas, así que después de cenar decidimos irnos a dormir y reservamos las energías para el día siguiente, ya que ese finde, además de ser mi cumple, también lo era el de nuestro amigo Adhan y este nos había invitado a su casa. Así que llegó el sábado por la noche y allí que nos plantamos. Fue una noche surrealista para quien, como mis amigas, no conocía esa faceta de la India. (De pronto pasar, de estar en Sevilla en el barrio de las tres mil viviendas, a asistir a una fiesta en la Moraleja de Madrid).

Y así, entre españoles alucinando, indios bailongos, una tía que le daba a todo (alcohol, porros), una irlandesa con escotazo, y una abuela que fumaba pitis pasamos una extraña pero divertidísima velada para celebrar el 25 cumpleaños de nuestro amigo, (y de rebote el mío).

IMG-20130908-WA0007

 

 

IMG-20130908-WA0012 (1)

IMG-20130908-WA0017

IMG-20130908-WA0010

IMG-20130908-WA0009

¡Ah! y yo también tuve mis sorpresitas/regalitos por mi día.  Anillo, zapatillas de correr, un montón de postales y marcadores de los niños de mi clase, además de los cientos de felicitaciones vía redes sociales que llegan desde tan lejos y que te recuerdan que tu gente sigue acordándose de ti.

Aún no me creo que sea la última vez que cumplo veinti algo, y he de reconocer que me aterra. Creo que tengo una “crisis del 29” personal, pero de esto ya hablaré otro día que no os quiero aburrir. Ahora me voy al gimnasio porque me he propuesto llegar a los 30 en forma.

Y mientras tanto, comentaros también que aquí no para de llover y mi blancura va increscendo, así que vuelvo a parecer una guiri, ¿qué habré hecho yo para merecer esta pigmentación?

La semana que viene os contaré las novedades de Orfanatics, hasta entonces ¡que vaya bien!

 

 

Anuncios

Una respuesta to “BIENVENIDAS A LA INDIA MÁS SURREALISTA”

  1. Ana O. septiembre 15, 2013 a 6:07 pm #

    Qué bien lo pasamos! Me ha encantado el país, aún sigo con la boca abierta. Mil gracias por todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: