B&B

8 May

Básicamente (por empezar también con la segunda letra del abecedario) se podría decir que fuimos a España para un bautizo y una boda. Pues aunque también hubo comidas, cenas e incluso una escapada a Valencia de 24 horas, fue por estas dos B´s por lo que regresamos a nuestra querida y añorada patria.

Lo cierto es que, como sabéis yo había estado hacía poco, pero daba gusto ver la ilusión en los ojos de Víctor desde que bajó del avión hasta que volvió a subirse en él para volver.

Diez meses sin regresar, aunque pasen rápido, son muchos meses. Además no había tenido aún el placer de conocer a su sobrina, así que fue enternecedor verle cogerla entre sus brazos por primera vez.

El bautizo se celebró la mañana después de nuestra llegada a Madrid. La ceremonia, tuvo lugar en las Irlandesas (colegio al que fueron Víctor y su hermana) y tras ésta nos trasladamos ambas familias (ya que a Julia la bautizaban junto con su prima Claudia) al club de tenis de la Moraleja, donde pudimos disfrutar de un delicioso coctel y de un día fantástico en un entorno bastante agradable.

IMG_0370 IMG_0384

Por su parte, la Boda, que tuvo lugar en Tenerife, no la puedo resumir en un solo párrafo ya que se estiró como un chicle durante 4 días.

Algunos llegaron una semana antes aprovechando el viaje para poder disfrutar de las playas, otros unos días antes para subir al Teide, y la mayoría de nosotros fuimos llegando de manera escalonada durante el jueves, día en que se celebraba la pre-boda.

El hotel Mencey, que habían recomendado los novios para disfrutar de la estancia en Santa Cruz, y en el que estaban alojados todos nuestros amigos, era increíble. Del hotel Taburiente (el nuestro), al que fuimos por ahorrarnos unos eurillos, aunque estaba bastante bien, casi no puedo opinar ya que hasta el último día no supe del jacuzzi que había en la terraza a la que jamás llegamos a asomarnos. Error nuestro. La próxima vez modificaré los costes en el excell de Victor para ir a donde vaya todo el mundo.

La fiesta de aquella noche fue alucinante. Tuvo lugar en una especie de palacete a escasos minutos del hotel, en cuya puerta nos esperaban los novios, para darnos la bienvenida a todos y continuar la velada en el jardín.

Calculo que sólo en la pre-boda ya seríamos más de doscientas cincuenta personas. Yo que iba arreglada, descubrí al llegar que la gente me superaba con creces, cosa que tampoco era difícil y que para nada me importó, pues me veía muy mona con mi nueva faldita, pero me hizo preguntarme: “Si la gente viene así a la preboda, ¿cómo irá a la boda?.

Captura de pantalla 2014-05-08 a la(s) 13.11.06 IMG_0427

Aun así, como suele ocurrir, el postureo duró las primeras horas y al final de la noche ya estábamos todas o casi todas a la misma altura, pues para entonces ya nos habíamos quitados los tacones, los modales y la vergüenza.

A las siete de la mañana y después de meternos entre pecho y espalda un ingente desayuno del buffet del hotel, nos fuimos a dormir.

Por la mañana los pies cansados de las chicas daban para poco más que para moverse desde la piscina del hotel hasta un bar cercano. Así que a las cinco de la tarde, y mientras recordábamos las anécdotas del día anterior, nos tomamos unas tapas y empezamos de nuevo con el “bebercio”.

IMG-20140502-WA0009

Aclaradas las lagunas, resultó ser que la noche anterior había estado repleta de anécdotas, aunque desde luego estuvo caracterizada por caídas. A consecuencia de ello salieron a la luz moratones, dolores en el coxis…¡Estábamos buenas!

Y el resto de tarde y hasta la noche lo pasamos en el hotel de nuestros amigos. Unos durmiendo la siesta, otros bañándose y otros bebiendo copas mientras solucionaban el mundo e inventando cosas tan útiles como una app para eliminar a indeseables. ¡Cosas de borrachos!

IMG-20140506-WA0010

Por la noche tuvimos otra macrocena bastante tranquila y después de dejarnos caer por el casino, fuimos a descansar, ya que para que empezase el gran día apenas quedaban siete horas.

20140503_010000

Me levanté tras arañar minutos al despertador y después de otro delicioso desayuno me dirigí con la caja de la pamela (o como muchos decían, de ensaimadas) a una peluquería llamada “Cool” donde me la coolaron bien colada. Pues no sólo me atendieron tarde estando a punto de perder “la guagua” (bus) que nos llevaba a la iglesia, si no que me hicieron un horrible “recogido” por el que me cobraron 65 euros y con el que no me cabía la pamela. ¡Para haberlos matado!

Sin embargo no tenía tiempo ni para discutir, así que como si de una gincana se tratase salí de la peluquería disparada al hotel para vestirme y pintarme en los últimos quince minutos que me quedaban.

Al fin llegamos al bus y tras unos ajustes en el recogido, pude lucir la preciosa pamela que mi cuñada me había hecho en su atelier ( elatelierdecristina.com)

IMG_0623

Eso sí, ni queriendo pude sacar buenas fotos durante la ceremonia debido a la poca visibilidad, y no fue hasta que cogió una amiga la cámara cuando empezamos a tener un buen reportaje de la boda.

Los novios estaban guapísimos aunque destacaría a Ana, quien supo con un sencillo vestido, dejar a todo el mundo con la boca abierta.

IMG_0525

El convite, por su parte, tuvo lugar en una preciosa finca frente al mar. Y como ocurrió en la pre-boda, después del postureo que en este caso venía representado en tocados y tacones, llegó el baile con el que dejamos a la altura del betún nuestro glamour y dimos de nuevo rienda suelta a nuestro desparpajo y habilidades danzarinas.

IMG-20140504-WA0005

 

IMG_0685

Pero antes del baile he de destacar que tuvimos un papel importante en la boda, no solo porque Víctor fuese testigo, si no porque nos dieron el ramo. Así que todo el mundo pensó que teníamos ya fecha de boda y entre los casi trescientos cincuenta invitados ya no pasamos desapercibidos, siendo también objeto de felicitaciones.

IMG_0640

La celebración fue muy divertida, y lo triste es que todo acabase y que al día siguiente comenzasen las despedidas.

Comimos la mayoría de los amigos juntos, y por la tarde antes de cenar con los ya marido y mujer Nacho y Ana y con un par de parejas más, visitamos las Teresitas, pues me parecía demasiado grave volver de Tenerife sin haber pisado la playa.

IMG-20140506-WA0009

IMG-20140504-WA0057

El lunes regresamos a la península y el martes ya desde Madrid cogimos el avión de vuelta para Chennai. Desde entonces ya han pasado más de 24 horas y todavía sigo agotada, no sé si por todo el ajetreo que hemos llevado en estas últimas semanas o por el insoportable calor que gobierna en esta ciudad.

En cualquier caso, son habas contadas. Nuestra estancia en Chennai llega a su fin, y con ella la vidadepicu. Pero no me pondré melancólica que aún os daré la brasa con unos cuantos post.

Hasta la semana que viene, amigos 🙂

 

Anuncios

4 comentarios to “B&B”

  1. Vicky mayo 11, 2014 a 4:07 pm #

    Impresionate el vestido de la novia!me he enamorado! Me meo con tus posts!

    • laurapicu mayo 11, 2014 a 6:15 pm #

      Era muy bonito, ¿verdad? ¡Gracias por leerme Victoria! 😉

  2. VICKY mayo 14, 2014 a 9:40 am #

    Que significa que lavidadepi llega a su fin?? te ocurren anecdotas allá donde vas, queremos saber también tus peripecias alemanas. Me divierto mucho leyendote. Nos vemos en poco más de un mes no?? besitos.

    • laurapicu mayo 16, 2014 a 3:46 am #

      ¡Gracias Vicky! a ver qué se me ocurre. Igual empiezo otro. Este lo abrí para hablar de mis aventuras en la India, y he acabado contando desde mis viajes por Asia hasta mis salidas nocturnas valencianas…Algunos de mis seguidores deben estar mareados, jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: