Archivo | publicaciones india RSS feed for this section

AUTOPUBLICARME

6 Jun

Hasta hace poco creía que escribir un libro era todo un reto, pero me he dado cuenta de que el verdadero reto está en publicarlo (o al menos lo está siendo para mi). Y eso que en este caso se trata de una autopublicación. ¡Qué triste!

Pues no creeréis que alguna editorial va a escoger mi novela y la va a publicar “por la patilla” ¿verdad? Podría ser, quién sabe. El mundo está lleno de gente incompetente y quizá a algún editor majareta se le antojara que podría tratarse de un best seller. Hoy en día nada me sorprende.

Pero aunque estoy feliz de haberla podido terminar, no me he enamorado de mi novela hasta el punto de no ver mis errores. Soy una novata con todas las letras y he cometido de la A a la Z, todos los errores que un escritor nobel cometería. Sin saltarme ninguno. Y no ha hecho falta el rapapolvo de un corrector profesional, para percatarme de ello.

Sin embargo, Víctor, que además de novio y mecenas es mi conejillo de indias, la ha leído y le ha gustado bastante. Será que me quiere mucho, que me tiene mucho miedo o simplemente, que no está tan mal.

En cualquier caso, presa de la emoción tras el final de la lectura me animó a buscar una imprenta y negociar 200 unidades de mi novela. ¡Ale! La casa por la ventana. Y además, todo para antes de que vengan a hacernos la mudanza. Tic-tac-tic-tac

Así que llevo una semana muy pero que muy estresante investigando cómo maquetar, registrar e imprimir “En las garras del Tigre Tamil” en menos de 10 días laborables. ¿No hay un manual para tontos? En plan, “Manual de publicación de una novela para Dummies” Seguro que si sacase éste último me forraba.

El caso es que teniendo el título de técnico auxiliar de diseño gráfico, debería manejarme en Indesign con la punta del pie. Pero resulta que no soy muy amiga de Adobe, y el último día que toqué un programa de maquetación o diseño, fue el mismo día que me dieron el título. ¡No tengo paciencia! Me supera, de verdad. Mi cabeza va muy rápida y mis manos son muy torpes y lentas.

Menos mal que tengo buenos y solidarios amigos y tanto la portada como la maquetación me han caído del cielo. En eso sí que he tenido suerte.

Captura de pantalla 2014-06-06 a la(s) 21.13.10

En cuanto al tema de protección de derechos de autor, he decidido que aunque sí la voy a registrar, no voy a solicitar ISBN. Hoy en día ya no es obligatorio, y además de que cuesta dinero, tienes que esperar más de un mes para recibirlo, así que se me quedaría fuera de plazo. Una cosa menos.

Entonces ya con el texto corregido, el libro maquetado y la portada, sólo me faltaría imprimirlo, y las prisas vienen porque estamos casi convencidos de que aquí en India puede salir más barato. Sin embargo, si eres un seguidor asiduo de la vidadepicu, sabrás que a los indios no se les caracteriza por el don de la rapidez ni del perfeccionismo. Así que si consigo un buen precio voy a tener que estar muy encima para que el libro no llegue tarde y mal. De momento aún estoy esperando presupuestos.

Y por lo demás, no tengo queja. En las clases de inglés parece que empiezo a entenderme con la profesora; en bollywood voy pillando los pasos demostrando ser un poco menos patizamba; en el orfanato sigo disfrutando de mis últimos días con los peques; y el “Picu´s Indian market” va viento en popa. La duda que me empieza a asaltar respecto a esto último, es si me tendré que quedar yo para en mi lugar poder llevar todas las cosas. Tengo el armario hasta los topes.

En cuanto a ocio, el sábado pasado  tuvimos una fiesta de inauguración en casa de Izaskun y el domingo pudimos hacer una escapada a Mahabs, y disfrutar por última vez de una estupenda comida en el Moonraker.

20140601_151542 20140601_155903

Y este fin de semana, para desconectar de todo, nos hemos venido a Pondicherri con unas amigas. Ya estuve una vez, pero no se puede decir que viera mucho, porque aunque está a tan solo 150 km de Chennai, se nos fue prácticamente el día entre ir y volver, así que en esta ocasión nos quedamos todo el fin de semana aquí. Me conformo con bañarme en la playa, comer bien, beber alguna que otra cervecita y tener algún rato para leer.

El verano está a la vuelta de la esquina ¡Disfrutad de vuestro fin de semana! 🙂