Tag Archives: casarse en la india

¡VINOTH HA TENIDO UN VINOTHITO!

16 May

Parece que fue ayer cuando creé Orfanatics y  ya ha cumplido un año.  El tiempo me pasa demasiado rápido.

Pero he descubierto algo que tengo que compartir con todos vosotros. El tiempo de los indios  va más rápido aún. ¡En serio!

Si alguna vez os habéis escandalizado por que algún amigo vuestro en menos de un año se ha echado novia y se ha casado, aquí  eso se queda corto. En la India no existen los noviazgos y del matrimonio al primer hijo no pasan más de 9 meses.

Hace tiempo, si no recuerdo mal, os hablé de cómo funcionaban los matrimonios concertados, e incluso apuesto a que os dejé caer  en algún post que nuestro chofer se casó mientras yo pasaba el verano en Valencia.

Por si no lo recordáis, él no conocía  nada de su futura mujer a excepción de su aspecto físico y un par de palabras que había cruzado con ella el día en que  ambas familias decidieron “firmar el acuerdo.”

Desde entonces y hasta la boda que tuvo lugar  tres meses después (el pasado 11 de Julio) , no se volvieron a ver. Y un mesecito después de que les declararan marido y mujer, cuando ya habían perdido las vergüenzas y empezaban a conocerse, Vinoth pudo demostrar su virilidad dejándolo embarazada.

No os creáis que exagero. En esto son ellos los que se la juegan, porque como en menos de un año no engendren un “kumarin”, es que “algo pasa con Mary”. Ya me entendéis.

En cuanto al amor, los que defienden el  matrimonio concertado (que aquí son una mayoría)  dicen que es algo que se va construyendo cada día. Y yo no sé en otros casos, pero en el de ellos, sin querer inmiscuirme mas de la cuenta, opinaré que es difícil que hayan construido algo si desde que ella se quedó embarazada ha pasado más tiempo en casa de su madre que en la suya propia.

La excusa es que es inexperta. Pero es que ¿cómo se puede pretender  que una mujer sea la madre si con tan solo 22 años aún no ha dejado de  ser la hija?

En este país se hace lo que manda la tradición sin analizar nada más allá de lo estrictamente teológico o astrológico. Y por ello la mayoría de las jóvenes pasan de niñas a mujeres si disfrutar de su juventud. Algo que por suerte, puesto que desconocen, nunca llegarán a echar de menos.

Ayer Vinoth nos envió un mensaje informándonos de que su hijo ya había nacido. Y al margen de todo lo anterior me alegro muchísimo por él, pues sé que pese a sus limitaciones será un padre increíble.

imagesIOZ5T0IN

Pero aunque suene machista, de lo que más me alegro es de que haya tenido un niño. Sí, como lo leéis. Un varón.

En la India los médicos tienen prohibido desvelar el  sexo del bebé por miedo a que la madre cometa una estupidez . Y aunque nuestro conductor es una buena persona,  y no le habría importado que se tratase de una niña aunque con ello hubiese tenido que renunciar a su calidad de vida para proporcionarle un buen futuro, me alegro de que no lo fuese.

Casar a una hija en India significa pagar una dote y no todo el mundo se lo puede permitir.

Además, nacer mujer en un país de esta índole no es sólo un problema para los padres si no para la recién llegada. Al menos a mi no me gustaría estar en su piel, ni aún tratándose de una familia de buena cuna.

Desde luego, igualito que las expatriadas, que teniendo o no teniendo pareja nos pasamos los fines de semana de fiesta vistiendo, bailando y bebiendo lo que se nos antoja. La verdad, es que  podemos considerarnos afortunadas.

IMG_0751

De hecho el fin de semana pasado hicimos una fiesta en casa. Teníamos dos motivos y finalmente ninguno se acabó cumpliendo. El primero era para despedirnos de Eva, ya que pensábamos que no íbamos a volver a coincidir. (Pero claro eso fue antes de que a Víctor le dijesen en el trabajo que tenía que quedarse hasta el 24 de Junio. Y el segundo motivo era por acabar con el alcohol, y lo que pasó es que éste se multiplicó. Así que ahora tenemos la nevera a reventar de cerveza y el armario de la cocina hasta arriba de ron, jäger  whisky y demás destilados.

IMG_0742

Al margen de la fiesta, el resto de semana la he dedicado básicamente a terminar de auto-corregir mi libro y a hacer y entrega de la compra del orfanato.

20140514_141334

Y por lo demás, puesto que  este mes voy a estar un poco más desocupada y en el gimnasio del edificio no hay a/c me he inscrito en  una academia de baile. Voy a ir 2 o 3 veces por semana alternando rock and roll con  bollywood. ¡Empiezo el lunes!

De momento el otro día cuando fui a preguntar casi me ataca un ciempiés. (Aprovecho para poner esta frikada de foto alusiva a la película de miedo “The Human Centipede”.

untitled

La  academia es un poco cochambrosa, pero tratándose de India, ni tan mal. Al menos tiene aire acondicionado, está cerca de casa y el dueño es  un hombre simpático. De hecho gracias a la visita tengo ya plan para mañana antes del partido: “Hotsteps”, un espectáculo de baile. Ya os contaré…

¡Que paséis un increíble fin de semana!